Ojalá llegue el día en que el ser humano considere y respete a un animal cómo a un hermano.

Ojalá despierte todo el mundo y se den cuenta de que todos los reinos están conectados al universo.

Ojalá la humanidad sea consciente de que todos los seres del planeta están aquí para ayudarnos en nuestra evolución y para acompañarnos en el camino de ascensión.

Ojalá consigamos darnos esa oportunidad de pararnos por un momento a observarlos, nos sorprendería en muchos aspectos y descubririamos que, todos sin excepción, mantienen círculos amorosos entre sus especies. Descubririamos que sienten, sufren y disfrutan como cualquier humano.

Ojalá recuperemos la manera de alimentarnos cómo lo hizo la primera humanidad, tomando de la tierra sus frutos y semillas.

Ojalá lleguemos a la conclusión de que cada uno, desde su especie y espacio, desde su vibración y
frecuencia, todos somos hijos de un solo Dios y de la Madre Tierra. 🌎🌏

CompartirShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Email this to someonePrint this page