La aceptación forma parte de nuestro crecimiento interior.

Aceptar desde el aprendizaje nos enseña a comprender, asumir y a responsabilizarnos de lo que nos está pasando.

Aceptar la realidad por muy injusta que sea, nos permite luchar sin sufrir.

Aceptar conscientemente nos da la oportunidad de reparar el daño, sin odio ni rencor.

La aceptación es un estado en el que, después de haber intentado una y otra vez luchar por conseguir tus sueños y no lo hayas conseguido te deja vivir en paz con la satisfacción de que lo has intentado hasta el final.

Así que, acepta lo que te está pasando, lucha por cambiar tu realidad sin que te importe los resultados.

Lo verdaderamente importante es que, pase lo que te pase, estés con la conciencia tranquila y esperes los cambios en tu vida igual un dulce descanso bajo la luz del Sol.

CompartirShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Email this to someonePrint this page