La mayoría de la gente interpreta la expresión “Cuando el mundo se para a tus pies” como algo negativo. Y es todo lo contrario.

La vida es sabia y cuando ve que estás perdido/a en un laberinto de miedos y pensamientos negativos hace que el mundo se para a tus pies para que encuentres una salida y puedas ver lo maravilloso que es.

El mundo se para a tus pies, para que te tomes tu tiempo, te des un descanso, aprecies su belleza, huelas el perfume de las flores, sientas el frescor de sus aguas, el calor del sol y la luz de la luna.

Cuando el mundo se para a tus pies es para observes y ames a los árboles y animales y los tengas presentes en tu vida. Cada uno, en su especie, están para enseñarte e indicarte el camino.

Agradece “Cuando el mundo se para a tus pies” aunque creas que es lo peor que te pude pasar.
Es todo lo contrario, lo hace para que contemples su belleza, tomes conciencia de su poder y puedas descubrir que todo lo bueno que tiene el mundo es un reflejo tuyo.

El mundo se para a tus pies, cuando has dejado de amarte y de sonreír.
Cuando no eres consciente de lo que te sucede, el mundo se para por ti y te invita a que reflexiones, respires profundamente y vuelvas a recuperar tu Amor, tu libertad y tu alegría de vivir. 🌎🌏🌍

CompartirShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Email this to someonePrint this page