Aprendamos de los árboles, son grandes maestros, nos enseñan su generosa incondicionalidad acogiendo entre sus ramas desde un halcón hasta un gorrión. Ofreciendo sus sombras y sus frutos a cualquier especie animal y raza humana, sin distinguir a pobres ni a ricos.

Desde la presencia del ser, en el aquí y ahora, nos presentan sus maestrías, viviendo cada momento sin oponer resistencia a los acontecimientos.

Nos enseñan la aceptación y la adaptación de los ciclos de la naturaleza, soltando sin resistencia y confiando plenamente en la vida.

En su quietud nos demuestran que, cómo hijos de la madre tierra, nos enraizemos con ella y aprendamos a descubrir a nuestro propio maestro interior. 🌲🌳🌲 Escritora, coach, coaching.

CompartirShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Email this to someonePrint this page