Estoy convencida de que todo y todos estamos en conexión, y que la intención es una gran aliada dispuesta a trabajar siempre a nuestro favor.

Es por lo que cuando acariciamos, alimentamos y le proporcionamos todos los cuidados a nuestros animales de compañía es importante hacerlo siempre pensando que, a través de ellos lo recibirán esos otros animales que están en situaciones horribles de maltrato y abandono.

El pensamiento es creador, sólo tenemos que darle una intención sincera y verdadera, el resto se encarga el universo a través de los campos morfogeneticos de repartir esa energía de amor y sanación.

Recuerda que, cada vez que tu compañero de vida esté calentito en casa haz extensivo ese bienestar a los que están pasando frio.
Cuando le des de comer, le hables, lo acarices, lo lleves de paseo y juegues con ellos, acuérdate de los que no tienen nada de eso.

La imaginación al igual que la intención son nuestras grandes aliadas. Es por lo que que es importante que sientas que en tus manos y en tu corazón tienes el verdadero poder de extender por el mundo entero a todos los animales necesitados esos gestos de respeto y cuidados amorosos.

Somos energía dentro de un cuerpo, es vital aprender a transformarla expandirla y compartirla.

Forma parte de nuestra misión y evolución, cuidar a la Tierra.

Tenemos que crear una nueva conciencia en la que tod@s nos responsabilizamos y asumamos un sincero compromiso por conseguir un planeta más sano y justo.

Ellos desde su incondicionalidad nos enseñan y nos ofrecen la oportunidad de comprender y aprender que, desde el amor podemos entregarles a los que no tienen voz nuestra ayuda y apoyo y así poder recibir todo el amor que se merecen.

CompartirShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Email this to someonePrint this page